viernes, 11 de marzo de 2016

Gofres caseros... ¡y a comernos el fin de semana!



¡Buen día de viernes! Y por fin llega el fin de semana... bien fresquito, sí, pero por fin soleado.

Y a mí se me ha ocurrido hoy traeros una de las recetas que más están gustando de nuestro curso de desayunos, al que os dejo INFO por si queréis saber de qué hablo para empezar, jejeje... y además queréis echarle un vistazo y apuntaros, ¡si os gustan los desayunos amaréis este curso!



En fin, volvemos a la receta de hoy.
Los gofres, son, en mi opinión, como las tortitas... comida que aunque siempre ligada a los desayunos mastodónticos americanos aquí los hemos convertido en meriendas infantiles, caprichos golosos o comida callejera no muy "digestiva", jejeje...
Pero... yo, desde el pasado verano volví a recuperar el gofre como desayuno buenísimo, apetecible, calentito y diferente que las tortitas, aunque con la misma masa, todo hay que decirlo.

La cuestión principal cuando uno piensa en gofres es, ¡ya y hay que comprarse la gofrera y otro cacharro más al canto! Pues esa era mi reticencia, para qué engañarnos... pero... pues en fin, en una de esas promociones de Lidl, de las de 15€ y lo mismo da que se rompa a la primera por lo poco que ha costado el cacharro me lancé y la compré.


Para mi ha sido como la heladera o la barbacoa urbana... de esas cosas que compras por impulso, no das un duro por ellas y no solo aguantan como jabatas sino que tú les das su trote... no todos los días, pero sí apetece de vez en cuando calentar la gofrera y hacer un desayuno bien rico.
Ocupar, pues ocupa, ¡claro! Pero tampoco tanto... y si, como yo, ya tienes un cajón de pequeños electrodomésticos... ¡pues de perdidos al río!

Os aseguro que compensa, hay trescientas versiones, sabores, dulces, salados... y salen muy bien.
Os voy a dejar con mi receta que como os digo  la receta de los gofres es prima hermana (o gemela) de las tortitas... yo en función del capricho que tenga ese día hago o unas u otras. 
Acompañados de sirope de arce o de chocolate... ¡un exitazo!

Receta de gofres caseros.


Ingredientes para 4 personas:

1 taza de harina de repostería
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de levadura química
Una pizca de sal
1 taza de leche
2 huevos
4 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
Sirope de arce para acompañar

Modo de hacerlo:
1. Ponemos a calentar nuestra gofrera.
2. Mezclamos los ingredientes secos en un bol, la harina, levadura, azúcar y sal.
3. A continuación hacemos lo mismo con los líquidos... huevos, leche y mantequilla fundida.
4. Integramos los secos y líquidos juntos hasta obtener una mezcla líquida.
5. Vertemos en el molde de la gofrera una cucharada de mezcla y cerramos la tapa, dejando que se cocine hasta que salte el piloto.
6. Servimos calientes con un trocito de mantequilla y sirope de arce.


¿Veis? No tienen ciencia, se hacen en un pis-pas y quedan ¡de cine!
Ea, ya podéis empezar tranquilos el fin de semana con una rica receta pensada para ese brunch...
Un besuco enorme, ¡nos vemos el lunes!
Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario