viernes, 1 de abril de 2016

Coq au vin blanc



¡Buen día de viernes! ¡Y cómo me está costando esta semana! ¿Y a vosotros?
Creo que entre la vuelta de vacaciones, la paliza de viaje y el cambio de hora... ¡voy a paso caracol!

Por eso esta semana ando en plan simplificar, recortar y centrarme en completar tareas sin mucha ciencia, jejeje...
Para eso, además, tengo lo que llamo un recetario de campaña, recetas facilonas, resultonas y de las que no tengo que hacer ni lista de la compra ni nada, ¡ya tengo los ingredientes en casa.
Si sois de los míos y os gusta comer bien pero esta semana no os estira el cerebro para andar pensando menús os presento esta receta, un coq au vin blanc, o guiso de pollo cocinado en vino blanco.

La receta original la saqué del canal de YouTube de Marta Stewart, el de Everyday Food, que esta mujer tiene unos 10 canales, jejeje... este que os digo, de Sarah Carey me chifla, está dedicado a recetas de todos los días, como os digo, de las fáciles y resultonas, con ideas deliciosas y diferentes, os lo aconsejo muchísimo.



Este guiso de pollo, en concreto, me gustó porque es de los de dejarlos hacer y porque es con vino blanco, más suave y dulce que el coq au vin original que es con vino tinto.... me pasa a menudo, que a mucha gente el vino tinto le sienta mal, por los taninos, me han dicho, y lo digieren fatal, ya me ha pasado en dos cenas con amigos, y, a mi padre, aunque él dice que no, le pasa  lo mismo cada vez que hago beef bourgignon, y no, no depende de la calidad del vino, jejeje...

Así que cuando no sé si la gente es sensible o no, preparo este guiso con un vino blanco suave y joven, lo más parecido a un pollo a la cerveza finolis, jejeje... os dejo ya con la receta y me decís que os parece.

Receta de coq au vin blanc.




Ingredientes para 2 personas:
- 4 lonchas de bacon un poco gorditas cortadas en tiras finas
- 2 contramuslos de pollo y una pechuga cortados en trozos medianos
- 1/2 taza de harina
- 8 cebollitas francesas
- 8 champiñones
- 2 cucharadas de tomate concentrado
- 1 ramita de tomillo fresco
- Sal y pimienta
- 2 tazas de vino blanco
- 1 taza y 1/2 de caldo de pollo
- Cebollino para espolvorear por encima
- La pasta que más te guste para acompañar

Modo de hacerlo:
1. Precalienta el horno a 180ºC.
2. Pon una cazuela mediana, apta para meter en el horno, o una cocotte, al fuego con 1 cucharada de aceite. Fríe en este el bacon hasta que esté bien crujiente. Saca y reserva.
3. Salpimenta los trozos de pollo y mételos en una bolsa de congelar junto con la harina. Da un buen masaje a la bolsa para que el pollo se cubra con la harina y luego saca los trozos y cocínalos en la cocotte 4 minutos por cada plato. Ve sacándolo conforme se fríe y reservando en un plato.
4. Si el bacon soltó mucha grasa quita toda salvo 2 cucharaas, en las que vamos a saltear las cebollas francesas y los champiñones, pasados 6 minutos y ya cocinados añadimos el tomate en pasta y el tomillo, damos un par de vueltas y añadimos el vino, dejamos que evapore el alcohol y reduzca, otros 5 minutos.
5. Añadimos entonces el caldo y dejamos hasta que hierva, momento en que añadimos el pollo y sus jugos y el bacon.
6. Metemos en el horno y cocinamos durante unos 20 minutos.
7. Sacamos y servimos con pasta y decorado con cebollino fresco picado.



Como veis cena de lujo en 30 minutos, 20 de ellos en el horno que ni tienes que estar cerca, jejeje... ¿y no me diréis que no tenéis una triste pechuga de pollo y una copita de vino blanco por casa? ¡Pues eso! No hay excusa, jejeje...

Yo me despido hasta mañana.
Un besazo gordo, ¡y feliz fin de semana!
Luz.

2 comentarios:

  1. Buenísimo!! Y acompañado con pasta, aún más!!

    Feliz viernes!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, un plato perfecto para quedar bien con invitados y sin invitados, como dices de lujo, pinta buenísimo!

    ResponderEliminar