sábado, 2 de abril de 2016

Merluza a la koskera... ¡viva el mes de abril!



¡Buen día a todos! ¡Y feliz inicio del mes de abril! Nosotras no podemos estar más felices, la primavera ha empezado de lujo con dos bebés super-deseados debajo del brazo...

Pero, entrando en materia, jejeje... quiero dejaros esta receta que hago muchos años en Viernes Santo, como veréis los que me seguís en redes sociales... la merluza a la koskera, que no es ni más ni menos que una merluza cocida en salsa verde.

El año pasado ya os enseñé la receta que hacemos en casa para la salsa verde, pero esta aunque muy similar difiere en que queda más jugoso el pescado, debido, sobre todo a que aumento las cantidades para hacer la salsa y esta queda mucho más melosa y consistente.
Otra cosa en la que difiere esta de la que hago en otras ocasiones es que viene con el lujo añadido de poder incluirle las verduras (espárragos y guisantes) en versión fresca y no conservada, cosa que consigo con más facilidad (y más barato, para qué mentiros) en el Norte que aquí en Madrid.

Sé que hay mucho kamikace odiador de la merluza, pero os aseguro que cuando un pescado es fresco, rico y se cocina bien (sin dejarlo 8 horas haciéndose), ¡es un auténtico manjar de dioses!

La receta ya veréis, es muy sencilla, se resuelve en unos 20 minutos (más el añadido de cocer los espárragos) y merece la pena un montón.

Receta de merluza a la koskera.



Ingredientes para 2 personas:
- 2 lomos de unos 250 gramos por persona.
- 3 dientes de ajo en láminas
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- Un buen ramito de perejil
- 1 pimienta de cayena (opcional)
- 1 cucharada de harina
- 1/2 vaso de vino blanco
- 1 vaso de caldo de pescado (yo lo suelo hacer con la cabeza y espina de la merluza, una cebolla, un poco de perejil y punto pelota)
- 1 buen puñado de almejas
- 200 gramos de guisantes desvainados
- 1 puñado de espárragos blancos frescos
- 2 huevos cortados en cuartos
- Sal y pimienta

Modo de hacerlo:
1. Comenzamos pelando con un pelapatatas y lavando bien los espárragos. Los colocamos a continuación en una cazuela cubiertos de agua con una pizca de sal y dejamos cocer hasta que estén tiernos, unos 30 minutos, escurrimos y reservamos.
2. Mientras también vamos a ocuparnos de dejar listo el resto de ingredientes. Así, limpiamos bien la merluza, dejando la piel para que no se desmenuce en exceso; poniendo las almejas en agua con bien de sal para que suelten toda su arena; picando ajos y perejil; preparando el caldo y cociendo los huevos.
3. Los guisantes, ya veréis, los vamos a cocer 4 minutos en  la propia salsa verde, así que sólo habría que desvainarlos y reservarlos.
4. Así, comenzamos el guiso... encendemos el fuego y colocamos una cazuela con 3 cucharadas de aceite, una vez calientes hacemos bailar el ajo y la cayena, 20 segundos, que no coja mucho color... añadimos a continuación la harina, removemos bien y dejamos 30 segundos que se cocine.
5. Incorporamos entonces un buen puñado de perejil picado y freímos también algunos segundos. Ya entonces remojamos, primero con el vino, dejando que evapore el alcohol y reduzca la salsa al menos a la mitad, veréis que espesa un montón por efecto de la harina... sin dejar de remover, ¡eh! No queremos que se nos pegue.
6. A continuación incorporamos el caldo de pescado, mezclamos para integrar bien y veréis que tenemos una salsa espesita y bien cremosa.
7. En ese momento salpimentamos, añadimos los guisantes y dejamos cocer 3 minutos.
8. Pasado ese tiempo añadimos los lomos de merluza y las almejas, dejamos 2 minutos más, añadimos los espárragos y decoramos con los cuartos de huevo, tapamos la cacerola y cocinamos 2 minutos más. En total, el pescado debe de estar cocinándose 4 minutos, no hace falta más, las almejas lo mismo, los guisantes 6 minutos y los espárragos un calentón de 2 minutos.
9. Apagamos el fuego y servimos con más perejil espolvoreado por encima.



A mi abuela le gustaba cocinar estos guisos de un día para otro, a mí no... me da mucho miedo que el pescado se estropee, y para eso la merluza es súper delicada así que no me arriesgo y lo consumimos en el día.

Como veis hay que seguir un procedimiento, pero la receta es sencilla y bien rápida, y el resultado, ¡maravilloso!

Un estreno de cine para el mes de abril, yo os veré de nuevo la semana que viene... os mando un besazo gordísimo mientras tanto y, ¡a disfrutar del fin de semana!
Luz.

2 comentarios:

  1. Una receta que además de rica nos trae muchos recuerdos. Nuestra madre la hacía de un libro de cocina regional (superantiguo) que tenía en casa y quedaba de lujo, casi tan rica como la vuestra!
    Un abrazo de las chicas de Cocinando con las chachas

    ResponderEliminar